15 de ago. de 2011

EL QUE CONMIGO NO RECOGE, DESPARRAMA.-


Lucas 11:23.-
 Jesucristo dijo ...: “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama”. Lucas 11:23.- Aquí no hay términos medios; si no recogemos junto con el Señor, desparramamos. Esto no es como la política donde bien puedes ser, verde, colorado, o independiente, neutral, apolítico, comunista, capitalista o “socialcristiano” [¿?].

En el mundo espiritual, si eres verdaderamente <creyente> NO RELIGIOSO, y obediente de lo que dice la Biblia, entonces RECOGES con el Señor, pero si eres un religioso “creyente” idólatra, pagano, tradicionalista o conformista, estás DESPARRAMANDO. El hecho de ser ATEO, no hace la diferencia, pues igualmente DESPARRAMA.

Si eres espiritualmente caliente, RECOGES CON EL SEÑOR, estás dentro del reino de Dios> Si eres espiritualmente frío, DESPARRAMAS y estás en el reino de las tinieblas y si eres tibio, estas con “una pata” aquí en la tierra y la otra en el infierno, y perdón por esta última frase tan vulgar.

Una persona espiritualmente tibia es un estorbo para la predicación del evangelio de Cristo, porque no entra al “redil”, ni deja entrar a los que quieren ser parte del reino. TIBIO es el que quiere RECOGER con el Señor, pero al mismo tiempo DESPARRAMA; el que quiere estar en el mundo y aparentar ser cristiano; el que quiere quedar bien con Dios y con el Diablo; el que no es ni chicha ni limonada y es más bien una <piedra de tropiezo>, para muchos que quieren RECOGER en lugar de DESPARRAMAR.

Refiriéndose a este tipo de personas, el Señor Jesús dice: “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!” Mateo 18:6-7.-

¿Quiénes son estas personas que sirven de tropiezo a los que creen en Jesucristo? Todos aquellos que predican un evangelio diferente al que predicó Cristo y los Apóstoles; aquellos que acomodan las palabras del evangelio a sus propias conveniencias, los que no solamente practican el pecado y el libertinaje, sino que inducen a los demás para que hagan lo mismo que ellos; y estoy hablando de personas que perjuran ser “cristianos y creyentes”.

Acerca de estas personas “cristianas” [¿?] que practican el pecado e inducen a los demás a que hagan lo mismo, Pablo dice: “Os he escrito por carta, que <no os juntéis> con los fornicarios; no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.

Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, LLAMANDOSE HERMANO, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis. Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a LOS QUE ESTAN AFUERA? (del Redil) ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? Porque a los que están fuera, Dios juzgará”. 1 Corintios 5:9-13.-

El Apóstol Juan no se queda atrás de todas estas recomendaciones y nos dice que “Si alguno viene a nosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibamos en casa, ni le digamos ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras. 2 Juan 10.- Esto es una realidad desde el tiempo que el Señor dijo estas palabras: El que no RECOGE con el Señor Jesús DESPARRAMA.

Por su fruto se conoce al árbol bueno y al árbol malo.- Para eso es EL DON DE DISCERNIMIENTO, para reconocer al que RECOGE o al que DESPARRAMA; al que le gusta estar jugando a la religión.- Los tiempos son malos y peligrosos.

El Señor Jesucristo nos dice: Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas <el que persevere hasta el fin>, éste será salvo. Marcos 13”13.- Mientras tanto, RECOJAMOS con el Señor Jesús y no DESPARRAMEMOS MAS.-

¡LA PAZ DE CRISTO!
 

By Juan F. Roa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada